6 trucos para comer de forma consciente

6 trucos para comer de forma consciente

Cuando hablamos de comer de forma consciente lo primero que te viene a la cabeza es ser capaz de elegir alimentos saludables, pero en realidad es mucho más…

A mi me gusta pensar que tengo una relación relativamente saludable con la comida. Procuro basar mi alimentación en productos de origen 100% vegetal, local, y en mis compras le doy prioridad absoluta a la comida real y sin procesar. 

Como cuando tengo hambre, y no cuando no tengo hambre.

Pero una de las cosas que me ha costado más es coger el hábito de prestar atención mientras consumo esos alimentos que con tanto cariño y conciencia he escogido y seleccionado en mi compra saludable.

Lo cierto es que años trabajando a turnos, poco tiempo a la hora de la comida, nos ayudan a formar el hábito de comer como un animal voraz:  te dedicas a meter porciones de comida en la boca y tragar, sin apenas saborear antes de ir a por el siguiente bocado 🙁 

Cuando tenemos algún día alterado, estresante,… las emociones y pensamientos inundan la mente y  ¿qué pasa entonces?  de repente me encontraba con el plato vacío preguntándome: ¿dónde está mi comida? …me la he acabado y ni siquiera la he saboreado… 🙁

En esos momentos la comida se convierte en un mero hábito, comes porque hay que comer, pero realmente no disfrutas la comida y tu hambre real no está saciada.

En los últimos años he mejorado un montón sobre esto, gracias a la alimentación consciente. Por eso mismo, hoy te quiero contar mis mejores trucos para practicar la alimentación consciente y llevar nuestra atención al momento presente y al acto de la comida.

 

healthy food

6 trucos para comer de forma consciente

Aliméntate con amor.  

Una buena manera de iniciarse en la alimentación consciente es, al inicio de cada comida, hacer una respiración profunda y dedicar un instante a concentrarse y disfrutar del proceso de cocinar, preparar la comida o disponer la mesa.

Desactiva las distracciones.

Hoy día vivimos pegados al móvil , es como una extensión de nuestro propio cuerpo ¿crees que es posible sobrevivir sin tecnología durante una hora? Yo lo he probado y la verdad es que sienta fenomenal. Nada mejor que un momento de desconexión a la hora de la comida.

Deja a un lado el móvil, la tablet, el ordenador, la tele o cualquier clase de tecnología. Siéntate cómod@ frente a la mesa: solo tú, tu comida, y tal vez una buena compañía, ¡nada más!

Come sano. 

Asociamos la comida sana a comida aburrida, sosa, sin sabor,… y nada más lejos de la realidad. Es posible comer sano y rico 🙂 

Como bien dijo Pepe Solla (con el que tuve la oportunidad de compartir un showcooking el pasado mes de marzo con motivo del día mundial del riñón) lo primordial en una receta es que sea sana y alimente a nuestro organismo y en segundo lugar viene el sabor. Como bien nos demostró Pepe, en la cocina tenemos muchísimas posibilidades de aromatizar nuestras comidas para que sean suculentas.

Una de las cosas que más me gusta de la alimentación consciente es que hace que resulte muy fácil adquirir el hábito de comer alimentos nutritivos y ricos ^_^

Piensa de dónde proviene tu comida. 

Antes de comenzar a comer, observa tu comida. ¿De dónde viene? ¿cómo llegó a estar en la forma que es en este momento? ¿es un producto local o tal vez proviene de un invernadero lejano, quizás de otro país o de otro continente?¿Crees que hay sustancias químicas en tu comida (aditivos, hormonas, antibióticos, pesticidas,…? ¿conoces todos los ingredientes?

Todas estas preguntas son muy importantes. Ten en cuenta que la comida es lo que nos mantiene vivos y saludables ¡Es la esencia de nuestro ser!

Come despacio. 

Hoy en día todo va muy rápido ¡hasta la comida! …

Cuando hablo sobre la importancia de comer despacio y masticar la comida, mucha gente me dice “es la costumbre…”

Lo cierto es que con el ritmo de vida que llevamos, resulta difícil cambiar el hábito y empezar a comer de forma consciente y despacio de un día para otro.

Hazlo fácil, comienza por hacer pequeños bocados, casi cómicos. Aunque resulta extraño decirlo, en realidad, cuanto más tiempo te lleve comer mejor 😉

Al principio, esto te resultará insoportable (¡hay tanto que hacer!), pero poco a poco conseguirás disfrutar de todo el proceso: coger el bocado con el tenedor, masticar, saborear, tragar.

Haz una fiesta en tu boca. 

Comer despacio te permite disfrutar más de la comida. Siente la textura, el sabor y la consistencia de tu comida. Observa las sensaciones en tu boca, como te sientes,…sin juzgar. Nuestra mente tiende a juzgar y opinar. Las primeras veces observa tus juicios y opiniones sin enfadarte, haz caso omiso de ellos y continua disfrutando de la fiesta. Saborear cada bocado te permite disfrutar de la comida y además también te sentirás más satisfech@ 😉

 

¿Cual es tu experiencia con la alimentación consciente? ¿tienes algún consejo o truco interesante que te gustaría compartir con nosotr@s?

 

Deja un comentario

Responsable » Celia Gálvez Fernández Finalidad » gestionar los comentarios. Legitimación » tu consentimiento. Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de CeliaGalvez.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola . Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: celiagalvez.com así como consultar mi política de privacidad